Sobre ITA

Desde 1998, hemos tratado con éxito a cientos de adolescentes y adultos con graves trastornos de la conducta alimentaria obteniendo un gran reconocimiento a nivel nacional

ITA se distingue por ofrecer una red integral propia, altamente especializada, para el tratamiento de los trastornos de la conducta alimentaria. Gracias a ello permite atender de manera integral, coordinada, continuada y personalizada la amplia demanda que puedan requerir estos individuos y sus familias.

El crecimiento de ITA siempre se ha visto empujado por nuestra propia experiencia clínica y ha sido el reconocimiento de las necesidades asistenciales de nuestros pacientes lo que nos ha llevado a generar nuevos proyectos. Desde nuestra particular hospitalización, en la que el paciente participa en un programa activo de recuperación física y conductual, y al mismo tiempo psicológica y personal, hasta los pisos terapéuticos.

Hemos ido construyendo así un modelo propio y particular de entender y abordar la intervención terapéutica sobre los trastornos alimentarios con nuevos recursos asistenciales, y otros más tradicionales sobre los que hemos aplicado protocolos de funcionamiento totalmente novedosos.

Todos nuestros resultados asistenciales están validados con estudios científicos que exponemos regularmente al colectivo profesional de especialistas. Nuestra actividad de investigación nos permite participar en la comunidad científica y compartir con ella nuestros avances e innovaciones técnicas. De esta forma nuestra red permite estar abierta a cualquier colaboración con otros dispositivos asistenciales paralelos al nuestro.

Nuestro modelo de tratamiento en trastornos de conducta alimentaria se compromete a ser:

•Holístico: Incluir no sólo la atención de los aspectos conductuales y físicos sino también de los cognitivos, personales, emocionales, vitales, sociales, familiares. •Interdisciplinar: Llevado a cabo por equipos de trabajo de diferentes disciplinas y donde cada uno ejecute aquello en lo que está preparado. •Flexible: Contemplar y permitir que un individuo pueda hacer recaídas, ir para atrás, pudiendo integrar esa respuesta en el proceso de avance terapéutico. •Continuo: Sin cortes en el tiempo, sin listas de espera entre las necesidades de los diferentes recursos. •Participativo: Incluir al paciente de manera activa en el proceso y también a su familia. •Longitudinal: Haciendo un seguimiento continuado después del alta terapéutica con el fin de evitar o controlar posibles recaídas. •Coordinado con la Comunidad: Con otros dispositivos sanitarios, sociales, de educación o de trabajo y de los que pueda beneficiarse la intervención de un paciente, dado que también pueden intervenir en estos problemas. •Rehabilitador: En muchos casos, deberá incluir aspectos de inserción y rehabilitación psicosocial y ocupacional. •De calidad: Al hacer un adecuado seguimiento de todas las prescripciones anteriores.

El motor de avance de ITA siempre ha sido la preocupación por las necesidades personales del paciente, y mas concretamente por aquellos casos con más historia de fracasos terapéuticos, mayor institucionalización y que iban a requerir formas asistenciales novedosas y alternativas a lo más tradicional.

Por ello se reconoce a ITA como pionero en muchos aspectos en el tratamiento de estos trastornos, en concreto en la aplicación de programas de intervención psicosocial. Fuimos ya en el 2002 la primera institución que desarrolló el proyecto de Pisos Terapéuticos y en el 2006 el Centro de Día, ambos recursos totalmente novedosos en el Estado español.

Red asistencial especializada en el tratamiento de los TCA

Más información

De interés

Reportaje TV2

Mi cuerpo, mi enemigo
Las graves secuelas de la anorexia y la bulimia. 

Ver ahora >>
bytalking
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.