Más sobre los TCA

¿Por qué aparece un TCA?

Los TCA son muy complejos y detrás de su aparición no encontramos una única explicación. Aunque son frecuentes los mensajes que culpabilizan por un lado a la moda o por otro a determinadas formas de relación y educación familiar cómo único componente causal, lo cierto es que lo único que determina realmente el inicio de un TCA es la convicción de empezar una dieta con el fin de mejorar la imagen que uno tiene de sí mismo y poder sentirse mejor. Los factores que determinan la aparición de los TCA son los que se relacionan con la fragilidad que tienen el individuo para caer sumisamente a los mensajes mediáticos y del grupo al que pertenece, imitando los comportamientos de los demás sin crítica alguna y sin tener en cuenta sus necesidades.

Todos los factores que determinan los TCA pueden agruparse en tres categorías:
- Factores de predisposición al trastorno: son aquellos que se relacionan con la vulnerabilidad de la persona para padecer el trastorno
- Factores desencadenantes o de precipitación: recoge todas aquellas situaciones de estrés que inducen a la aparición del trastorno en un momento concreto
- Factores de mantenimiento: una vez instaurado el trastorno, reúne todas aquellas situaciones o vulnerabilidades que favorecen el que el trastorno se perpetúe. Se podrían incluir aquí factores predisponientes y desencadenantes ya recogidos anteriormente


Factores de predisposición

• Contexto social: En nuestra cultura se ha asociado a la delgadez otros valores como el del éxito, la riqueza, la valía profesional, familiar y personal en general.
Se han ido transmitiendo unos valores que han llevado a que el individuo mida su autoestima en base a la satisfacción que siente sólo por su cuerpo, por el valor que le concede a su imagen corporal. La satisfacción personal deviene inestable porque se construye en función de un peso objetivo patológico, de una etapa de vida sólo joven, de un estado físico ideal,.. El yo se construye sobre unos pilares frágiles, los valores personales son efímeros y de esta forma y la autoestima de la persona está sujeta al fracaso.

• Dificultades en las relaciones familiares: Se incluyen todas las problemáticas en el funcionamiento del sistema de una familia. Aquí se incluyen desde problemas en sus relaciones hasta en la ejecución del rol de cada uno de sus miembros y que perjudican el adecuado desarrollo del posible afectado de un TCA, haciéndolo más vulnerable.
Podemos incluir aquí desde:
- Familias que no han potenciado la individualidad y el aprendizaje de límites a sus hijos.
- Familias en exceso protectoras, que quieren evitar el mínimo malestar emocional a sus hijos.
- Familias que dan autonomía a los hijos demasiado pronto o que los dejan decidir demasiado pronto.
- Familias que no conceden demasiada importancia a las necesidades emocionales o físicas de los hijos.
- Familias evitadoras de conflicto. Se relacionan con dificultad para expresar emociones y el establecimiento de alianza ocultas para con cada progenitor y quien padece el trastorno para solucionar otro problemas dentro del sistema familiar.
- Dificultades en el proceso de autonomía. Los hijos no se pueden individualizar porque no se respeta la intimidad y los l& iacute;mites de cada uno. Todo acaba siendo propiedad conjunta, lo que hace que los hijos desarrollen miedo al exterior.
- Negligencia física o afectiva.

• Excesiva importancia de la imagen corporal en la familia y problemas alimentarios en la familia.

• Predisposición genética.

• Predisposición personal: Incluye una serie de características y competencias personales relacionadas con la capacidad para defenderse de la influencia social y familiar, los recursos psíquicos de cada individuo. La forma habitual de afrontar los problemas habituales y que conforman la mayor o menor fragilidad de una persona.

• El temperamento: Está determinado genéticamente y condiciona la manera en que se regulan las emociones.

• El estilo cognitivo: Constituye la forma en que piensan las personas y elaboran sus conceptos tanto sobre sí mismos como sobre los demás y el mundo que les rodea.

• La autoestima: Vinculan fácilmente la exigencia de perfección a obtener el cuerpo que se han propuesto. Están normalmente demasiado sujetos a la aprobación de los demás, dominados con un sentimiento constante de inferioridad.
Muy sensibles a la crítica de los demás, con miedo al rechazo y escasa tolerancia a la frustración.


Factores desencadenantes

• Presión para adelgazar:
- Burlas del grupo de iguales.
- Comentarios excesivos dentro del núcleo de la familia sobre su cuerpo o ciertas partes del mismo. E incluso entre miembros de la familia.
- Excesiva importancia de la familia a la estética y la belleza corporal.
- Mensajes en la familia en los que se vincula en exceso pérdida de peso y dieta con fuerza de voluntad y otros atributos o cualidades morales positivas.
- Excesivos comentarios en el grupo de iguales o familia entre comida “light y/o baja” en grasas como la única “sana”, “buena” o “limpia”
- Excesiva información preventiva, tanto en lo que se refiere a TCA como a información sobre alimentación sana. Leída en extremo es peligrosa.

• Situaciones vitales de estrés. Cualquier cambio vital, incluidos los positivos, pero que en determinados perfiles pueden producir la aparición de un TCA. Ellos también serían los responsables del agravamiento de cuadros de TCA latentes en mujeres más mayores de inicio en la adolescencia.
- Separación matrimonial o casarse.
- El embarazo.
- Madurar, la pérdida de la juventud.
- Viaje de estudios al extranjero.


Factores mantenedores

El factor que más favorece el mantenimiento del TCA es la perpetuación de la dieta, de unas pautas alimentarias inadecuadas. Esta dieta restrictiva produce una serie de cambios biológicos y psicológicos que interfieren en el buen funcionamiento mental y corporal. Por ello el individuo sigue:

• Negando lo que le pasa. No tiene conciencia clara de enfermedad. No es capaz de cambiar lo que piensa.

• Se obsesiona cada vez más por la comida.

• Sus capacidades cognitivas y su capacidad de abstracción se empobrece.

• A medida que aumenta la restricción aumenta el riesgo del descontrol alimentario, acrecentando el miedo a ganar peso.

Más información sobre los TCA

Más información

De interés

Reportaje TV2

Mi cuerpo, mi enemigo
Las graves secuelas de la anorexia y la bulimia.

Ver ahora >>
bytalking
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.